El Buen Hijo de la mala semilla

Por Tito (Héctor Pineda)

Resultado de imagen para nick cave & the bad seeds

Hablar de Nick Cave y la Mala Semilla es hacerlo sobre una de las agrupaciones musicales más ricas en matices. No sólo por la característica particular de la banda, formada por músicos internacionales provenientes de distintas partes del mundo y con inclinaciones diferentes. Sino también, porque pese a funcionar muchas veces como una especie de taller musical, han incursionado en varios géneros musicales fusionándolos con mucho éxito, entre ellos el punk, rock, y el blues con coqueteos a la música orquestal.

La formación más estable de la Mala Semilla ha estado compuesta por los australianos Nick Cave (voz principal, piano y armónica), y Mike Harvey, (bajo, guitarra acústica, vibráfono o marimba, percusiones y coros), el suizo Thomas Wydler (batería y percusiones), y hasta 2003 por el alemán Blixa Bargeld (guitarra líder y voz secundaria).
Siendo estudiante tuve la oportunidad de conocer a Nick Cave and The Bad Seeds en la época de oro de Rock101, pero me volví fan de este grupo cuando estando en la Universidad, Marco, un maestro de francés me encargó le consiguiera un disco de ellos llamado The Good Son en el Tianguis Cultural del Chopo.
The Good Son es la sexta producción de la banda, fue grabado en los Cardan Studios de Sao Paolo, Brasil, en octubre de 1989 por el ingeniero Victor Van Vugt y mezclado por Flood y Gareth Jones en los estudios Tritonus de Berlín en noviembre y diciembre de ese mismo año. 
Se lanzó al año siguiente con muy malas críticas de parte de fanáticos y especialistas debido al cambio lírico y musical, pues a diferencia de su anteriores producciones The Good Son es una obra muy bella, completamente sentimental que se alejaba del tono visceral de sus anteriores producciones.
Se ha mencionado que el cambio musical se debió a que Cave, principal letrista de la banda, sostenía una relación sentimental con la artista brasileña Viviene Carniero y porque había logrado la desintoxicación de su cuerpo. Sin embargo, Cave en una entrevista concedida años después también comentó que la banda quería crecer y experimentar con nuevos sonidos y propuestas musicales.
Es así que The Good Son es un disco de nueve temas en el que predominan las piezas lentas, con envolventes orquestaciones de cuerdas y letras minimalistas que los hacen en suma una hermosa obra musical de principio a fin.
El disco inicia con Foi na Cruz, canción inspirada obviamente en la religiosidad brasileña, cuyo coro esta cantado en portugués: Foi na cruz, foi na cruz, Que um dia, Meus pecados castigados em Jesus, Foi na cruz, foi na cruz. Toca el tema del desamor, el amor toca a la puerta cuando ya no vivimos ahí: Love comes a-knockingComes a-knocking upon our door, But you, you and me, love, We don’t live here any more.
Esta religiosidad sigue en The Good Son, rola que le da nombre al disco y que habla de la dualidad del ser humano, orillado a llevar una carga moral impuesta por la religión, y que pese a ello, también debe llevar la careta que la hipocresía religiosa le impone a esa moral a veces tan liviana en tantas cosas. Es una rola que desnuda la dualidad humana, el bien y el mal, Abel y Caín, inmersos en cada persona. The good son walks into the field, He is a tiller, he has a tiller’s hands, But down in his heart now,He lays down his queer plans, Against his brother and against his family, Yet he worships his brother, And he worships his mother, But it’s his father, he says, is an unfair man.
Sorrow´s Child es una rola que se adentra en la soledad humana representada por ese niño que sufre y que no tiene la fuerza para enfrentar su soledad, mi rola favorita sin duda de este disco, bellamente aderezada con un solo de piano interpretado por el propio Cave. Sorrow’s child sits by the river, Sorrow’s child hears not the wáter, Sorrow’s child sits by the river, Sorrow’s child hears not the wáter, And just when it seems as though, You’ve got strength enough to stand, Sorrow’s child all weak and strange, Stands waiting at your hand. 
The Weeping Song por su parte lo hace en los recuerdos y en como duelen a la distancia, canción del llanto, ellas lloran por sus hombres y ellos lloran para devolverles el llanto, en la rola se da un diálogo entre padre e hijo, Blixa Bargeld como el padre, Cave como el hijo, mientras el ritmo es llevado por un vibráfono, xilofóno o marimba, como quieran llamarle y percusiones que le dan una atmosfera un tanto étnica a la rola. Go son, go down to the water, And see the women weeping there, Then go up into the mountains, The men, they are weeping too. Father, why are all the women weeping? They all are weeping for their men, Then why are all the men there weeping? They are weeping back at them.
The Ship Song es una belleza de canción que habla de los instantes fugaces en los que dos enamorados se encuentran: Come sail your ships around me,and burn your bridges down,We make a little history, baby,every time you come around, pero que sin embargo esa historia siempre tiene un final que muchas veces no es feliz. Your face has fallen sad now,for you know the time is night,When I must remove your wings,and you, you must try to fly.
La sexta rola del disco es The Hammer Song es una rola que habla de aquellos que salen a la guerra o a buscar fortuna y se quedan por el camino añorando algún día regresar al hogar Then I came upon a river, and I laid my saddle down, and then the hammer came down, Lord, the hammer came down, It knocked me to the ground, And I said, ‘Please, please, Take me back to my home town’, Lord, the hammer came down.
Lament es una rola que habla de la falsedad y de la mentira humanas siempre poniéndose caretas magistralmente disfrazada de metáforas: I know your trail of tears, your slip of hand, Your monkey claw, your monkey paw, And your monkey hand. I’ve seen your trick of blood, your trap of fire, Your ancient wound, your scarlet moonAnd your jailhouse smile.
The Witness Song es un rocanrolito excepcionalmente logrado que habla de los deseos humanos y como todos nos dejamos cegar por ellos y cuando eso sucede no hay testigos que comprueben el hecho pues todos somos cómplices de la misma ambición. And I saw a friend beside a Wall, her hands were raised in supplication, and her face I could not see at all, and I raised my hands in rage, and brought them down again, and we entered through the eastern door, and I entered through the eastern door, and she entered through the eastern door. Now, who will be the witness,when you’re all to blind to see.
El álbum cierra con la magistral Lucy, la canción al amor imposible: I’ll love her forever,I’ll love her for all time, I’ll love her till the stars, Fall down from the sky, Now the bell-tower is ringing, And I shake on the floor, O Lucy, can you hear me? When I call and call. Que además nos regala un hermoso cierre instrumental de la mala semilla.
Desde su lanzamiento, hace 22 años, The Good Son ha ido creciendo en valor tanto de la crítica especializada que ahora lo considera una de las obras fundamentales de Cave y la Mala Semilla, como en el gusto de los fanáticos que han crecido con la banda y lo han revalorado como una obra bellamente escrita desde el lado oscuro de la psique humana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *